Se presenta el Observador Cetelem 2007

Madrid, 24 de abril de 2007.- El Observador Cetelem analiza hábitos y tendencias de consumo.
Casi el 90% de los seniors contrataría una hipoteca inversa para vivir mejor.

  • Tres de cada cuatro seniors españoles colaboran en el cuidado de los nietos
  • Los jóvenes españoles destinan una parte muy importante de su presupuesto al tiempo libre
  • Dentro de los inmigrantes, los africanos tienen el mayor porcentaje de coches en propiedad (34%)

Madrid, 24 de abril de 2007.- Cetelem, banco experto en crédito al consumo perteneciente al Grupo BNP Paribas, ha hecho público hoy el capítulo español del estudio El Observador Cetelem 2007 en el que el banco analiza el perfil de los nuevos consumidores en España, centrando su atención en jóvenes, seniors e inmigrantes de este país, a través de más de 2.500 entrevistas en profundidad. En enero la entidad presentó el capítulo dedicado al consumidor y a la distribución en Europa, que analiza más de 10.000 encuestas realizadas en doce países.

Desde 1997, El Observador Cetelem busca adelantarse a la evolución del mercado y ofrecer una visión de cuál será la tendencia de los consumidores, no sólo en España, sino también en el resto de la UE mediante las comparativas entre los resultados obtenidos en el resto de los países europeos. El estudio dibuja el panorama que nos espera para los próximos años en cuestión de distribución y consumo.

Debido a los importantes cambios demográficos que se están produciendo en España, en esta edición, El Observador Cetelem 2007 examina minuciosamente el perfil y las preferencias de consumo de los tres colectivos más relevantes dentro de la sociedad española actual: los jóvenes, los seniors y los inmigrantes.

En la actualidad, España es uno de los países que más ha envejecido. La tasa de natalidad es de 1,3 niños por mujer en España, frente a 1,4 en Europa. Sin embargo, aunque estas cifras sean poco alentadoras, los datos para el futuro del barómetro europeo de El Observador Cetelem, indican que España será el país de la UE que más crezca en los próximos años, debido principalmente a la llegada de nuevos inmigrantes. De hecho, de los 11 millones de jóvenes que hay actualmente, el 17,4% ha nacido fuera de nuestras fronteras. Esto está, sin duda, frenando el rápido envejecimiento de nuestro país.

Los jóvenes: consumidores del mañana

A pesar de que España continúa siendo uno de los países más optimistas de Europa, según el último estudio de El Observador Cetelem 2007, el colectivo de juniors o jóvenes se muestra altamente descontento ante su situación económica, laboral. Así, cuando se les pregunta por su situación y sus perspectivas laborales, muestran su preocupación ante las dificultades para encontrar un puesto de trabajo estable y un salario digno.

Sin embargo, a ellos no les importa ajustar su presupuesto económico para dedicar una parte importante a disfrutar de su tiempo libre con su familia y amigos. Son una generación acostumbrada a tener todo tipo de comodidades, a los que les interesa la tecnología, quieren tener el último modelo de móvil o juego de ordenador. Sin duda, para ellos es fundamental el tiempo libre y de ocio.

Por eso, no es de extrañar que, entre los jóvenes, el Teletrabajo sea una opción que muchos no descarten para un futuro próximo. Es una forma de administrar su tiempo de la mejor manera, optimizando cada minuto para rendir al máximo, sin necesidad de estar en la oficina.

Los jóvenes marcan la tendencia de lo que se consumirá y el estilo de vida de los próximos años, hacia dónde se dirigirá el mercado. Por este motivo, las empresas deben estar atentas para adaptar su oferta y procurar adelantarse a las posibles demandas de este colectivo. Ellos son los consumidores del mañana. De ahí el interés de El Observador Cetelem 2007 por conocer sus gustos y necesidades, porque de este modo nos permitirá intuir cómo se irá desarrollando el consumo en los próximos años.

Vivienda en propiedad y familia tradicional

El acceso a la vivienda es uno de los temas que más preocupa a los jóvenes españoles, ya que el 96,5% de ellos aspira a ser propietario. Sin embargo, en la franja de edad que va de los 20 a los 24 años el 76,7% vive con sus padres, esta cifra desciende hasta el 46% cuando se pregunta a los que tienen de 25 a 29 años. Aún así es un porcentaje elevado. El retraso para emanciparse se debe la mayoría de las veces a una precariedad laboral, en donde no tienen contratos estables y sueldos que les permitan afrontar una hipoteca o un alquiler.

Del mismo modo que los jóvenes españoles han adoptado la “cultura de la vivienda en propiedad”, al igual que sus progenitores, casi el 90% también coincide con sus mayores en su intención de formar una familia tradicional, frente a una pequeña minoría que se decanta por otras alternativas como vivir solos o con amigos.

En cuanto a la decoración de la casa, es considerada como muy importante para el 56% de los jóvenes, sobre todo en el caso de las mujeres y los que viven en pareja. Para ellos es una manera de diferenciarse y darle personalidad a su hogar. En algunos casos, no escatiman en gastos para conseguir darle su propio estilo.

Sin prescindir del automóvil

El automóvil es el bien duradero que mayor interés despierta entre los jóvenes. De hecho sólo el 8,6% de ellos prefiere moverse en transporte público y/o recurrir al alquiler, frente al 91,4% que aspira a disponer de un coche propio.

En la actualidad, el 65% de los jóvenes de entre 18 y 30 años tiene coche propio, siendo más habitual entre las personas que viven en pareja (83%), seguido de los hombres (70,3%) y por último las mujeres (59,5%).

Según datos de El Observador Cetelem, cuando deciden comprarse un coche dan mucha importancia a la durabilidad (70,4%) y la funcionalidad (57,5%), frente a que sea respetuoso con el medio ambiente (27,2%) o que tenga un diseño novedoso (31,7%).

Asimismo, debido a su poder adquisitivo, los coches low cost se presentan como una buena opción de compra para el 25% de los jóvenes. De entre estos, más del 70% piensan que se ajusta a su presupuesto y casi el 60% creen que ofrecen el mismo servicio que los automóviles más caros y consideran que no es necesario pagar más por ello.

Alimentación, salud y físico: aspectos fundamentales

A pesar del ritmo de vida que llevan los jóvenes, el 85% cree que la alimentación es muy importante, aunque apenas hay diferencias entre hombres y mujeres. Sin embargo, cuando se pregunta a aquellos que viven en pareja y con hijos, el porcentaje en cuanto la importancia concedida a este asunto aumenta hasta llegar al 96%. Frente a éstos, los jóvenes entre 18 y 25 años que lo consideran fundamental, desciende hasta el 76,6%.

Del mismo modo, la salud es otro de los temas que más les importa. A este respecto no existen diferencias relevantes entre hombres y mujeres. Pero, a la hora de responder sobre el aspecto físico, 3 de cada 4 mujeres opinan que es muy o bastante importante frente al casi 69% de los hombres.

Más tiempo para el ocio

Evidentemente para lo jóvenes el ocio y tiempo libre es primordial en sus vidas (94,3%). En El Observador Cetelem 2007 se ha estudiado cómo prefieren reunirse con sus amigos. Los resultados destacan cómo una vez superado los 25 años, la tendencia es a quedar en su casa o en la de otros (54,1%), frente a los que se decantan por bares y restaurantes. En cambio, los que se sitúan entre los 18 años y los 25 prefieren quedar fuera.

Por otro lado, a la hora de distribuir su tiempo libre, los viajes ocupan un espacio importante. La mitad de los jóvenes sólo viajan de manera puntual y un tercio de ellos lo hace con mucha o bastante frecuencia. Continúan yendo a las agencias de viajes para reservar sus vacaciones, pero esta tendencia ha empezado a cambiar, porque ya son el 32% de los jóvenes los que compran a través de Internet.

Solidarios de pensamiento

Los jóvenes tienen una amplia conciencia solidaria y ecológica. De hecho, según El Observador Cetelem 2007 casi el 70% cree que la solidaridad lleva consigo la entrega total a los demás sin valorar intereses personales. Sin embargo, a la hora de llevarlo a la práctica, sólo el 10% colabora como voluntario y poco más del 12 % realiza alguna aportación de forma periódica.

En cuanto a la ecología se refiere, se ve de forma positiva que más del 80% de los jóvenes cree que hay una mayor sensibilización con respecto a esta cuestión y procuran ser respetuosos con ella. Aquí las mujeres (87,8%) demuestran una mayor preocupación que los hombres (77,1%).

A la hora de mostrar sus preferencias solidarias, casi un 14% se dirigen a las relacionadas con la infancia y juventud (13,8%), a los países del Tercer Mundo o que estén en guerra, así como para aquellas asociaciones y ONGs que cuidan a los discapacitados (10,6%), seguida de aquellos que se ocupan de la protección del medio ambiente (9,7%).

Nuevas tecnologías, un canal más para relacionarse

Las nuevas generaciones están muy familiarizadas con la tecnología, especialmente con todo lo que está relacionado con ordenadores y teléfonos móviles. El uso de Internet está prácticamente generalizado, de hecho más del 80% de los chicos entre 16 y 24 lo han utilizado en los últimos tres meses. Este porcentaje desciende a medida que aumenta la edad de los encuestados, al 66,7% de los jóvenes entre 25 y 34 años.

A pesar de estos datos, todavía España se encuentra por debajo del resto de los países europeos, donde en 2006, sólo el 38% de los hogares españoles estaban conectados a Internet. Frente a estos datos, se espera que en 2010 casi la mitad de las familias tengan acceso a la red, alcanzando a países como Francia (48%).

Sin embargo, Internet sigue siendo un método perfecto de consulta antes de adquirir un bien duradero. Así, casi la mitad afirma consultar a través de la red para comparar precios, prestaciones, etc.

Asimismo, Internet se ha convertido en un nuevo canal para relacionarse con los demás, pero no un sustituto a las relaciones cara a cara. Casi el 20% de los encuestados considera que ha influido positivamente en sus relaciones personales, y supera el 25% quienes afirman lo mismo en relación a los SMS.

Al estar tan acostumbrados a las nuevas tecnologías, cuando se les plantea si les gustaría Teletrabajar en un futuro, el 37,2% contestan afirmativamente. Aunque son las mujeres las que más se decantan por esta modalidad (40,9%) frente a los hombres (33,9%). Sin embargo, los más jóvenes de entre 18 y 25 no son muy partidarios del Teletrabajo y sólo uno de cada cuatro, le gustaría trabajar de esta manera.

Seguridad, el gran reto de la banca online

La mitad de los jóvenes españoles cree que los préstamos destinados a la financiación de bienes de consumo son algo habitual. Mientras que, aquellos con un nivel socioeconómico alto o medio alto prefiere ahorrar antes que solicitar un préstamo, (63,7%).

En cuanto a la banca online se refiere, sólo uno de cada cuatro prefiere la banca electrónica, mientras que el resto se decanta por las oficinas tradicionales. Todavía queda mucho por trabajar para conseguir que se alcance el nivel de usuarios que existen en Finlandia (56%) y Suecia (51%). Uno de los aspectos que frenan este despegue es el tema de la seguridad y la falta de confianza en la banca online.

Seniors: aumenta su porcentaje en la población española

La población española pasará de tener una proporción de mayores 65 años del 16,7% en 2005, al 30,8% en 2050. Este dato es fundamental a la hora de analizar la evolución del consumo en los próximos años. Debido a que la esperanza de vida se ha incrementado notablemente, los seniors se han convertido en un segmento de la población muy importante a tener en cuenta. Cada vez hay un mayor mercado orientado a ellos. Su poder adquisitivo y el tiempo libre que les queda cuando no están atendiendo a sus nietos, les convierte en un target muy atractivo para muchos.

Por eso El Observador Cetelem 2007 los considera como “nuevos consumidores”, ya que se están abriendo nuevos negocios especializados, con productos y actividades pensados específicamente para ellos. Así, la gran mayoría de los seniors coincide en sus ganas de disponer de su tiempo libre para viajar y realizar cursos de formación, mantenerse activos y relacionarse con otras personas.

Salud; más que una garantía

El hecho de que la salud a esas edades sea más delicada y tengan que realizarse más controles médicos, convierten a la salud en uno de los asuntos más importante para los seniors. En España, casi el 90% de los ciudadanos utiliza la sanidad pública, frente al 15% que posee seguro privado y que lo tienen como complemento o alternativa.

Los seniors son rotundos a la hora de elegir médico, optan por el suyo habitual (94,6%), en vez de la telemedicina (5,4%), que aunque sea más rápido, no lo escogen frente al de toda la vida. Aunque se estima que en los próximos años esta nueva práctica incrementará adeptos.

Otra manera de cuidar la salud es con una buena dieta y ejercicio. De hecho, el 88% consume productos sanos y naturales. En general, los hogares españoles cuidan su nutrición y practican ejercicio (51%) frente a aquellos que realizan dietas (27%) y los que no prestan ningún tipo de atención a su alimentación (22%)

Tanta es la importancia que se da a la salud en nuestra sociedad, que se han multiplicado el número de productos “saludables” (light, soja, fibra…), llegando a representar un 47% de la oferta de la alimentación que se desarrolla bajo el concepto de “salud”. Es más, en el año 2006 los establecimientos de alimentación especializados en “salud” facturaron 14.000 millones de €, lo que supuso un crecimiento del 8%.

Etapa de jubilación

Con la llegada de la jubilación, según El Observador Cetelem 2007, tres de cada cuatro seniors prefiere dedicar su tiempo libre a otras actividades que no tengan que ver con las compras, de los cuales el 51% tiene pensado disfrutar de su tiempo libre haciendo nuevas actividades como turismo, cursos, entre otras cosas. Para el 75% de ellos su intención es realizar viajes, sin embargo, aquellos que tienen pensado hacer un curso formativo es sólo un 5%.

En lo que la gran mayoría coinciden es que colaboran o han colaborado en el cuidado de sus nietos (75%) Por lo que en muchos casos, no se plantean cambiar su lugar habitual de residencia. Algo que no sucede en resto de Europa, donde los seniors allí tienen pensado trasladarse a nuestro país por motivos meteorológicos, principalmente.

Los senior ante los productos financieros

Para completar su pensión más del 88% de los consultados estaría dispuesto a contratar una hipoteca inversa, según los últimos datos de El Observador Cetelem 2007. Esto se debe a que no siempre los ingresos económicos y los ahorros permiten mantener un nivel de vida medio o superior.

En cuanto a sus preferencias en torno al tipo de banca, prácticamente existe unanimidad, el 93,4% se decanta por la banca tradicional, a través de sus oficinas de bancos y cajas, frente al 6,6% a los que les gusta la banca online. Aquí también influye el hecho de que solamente el 32% de los seniors tiene la posibilidad de conectarse a Internet en el hogar.

Por otro lado, casi el 40% de los seniors de entre 55 y 65 años ven como algo “natural” la compra de bienes duraderos con un crédito al consumo. Posiblemente este dato se incremente en unos años, debido al aumento de la esperanza de vida.

Consumo y distribución

  • Automóvil: el 75% de los seniors prefiere tener su propio coche frente al transporte público, esta cifra aumenta si se le pregunta a los que se encuentran entre los 55 y 65 años, superando el 80%.
  • Viajes: tal y como sucede con la banca online y la telemedicina, la contratación de viajes a través de la red no tiene una gran aceptación; ya que más del 94% prefiere hacerlo en su agencia habitual
  • Bienes de consumo duradero: A la hora de realizar sus compras, prefieren las tiendas que se encuentran en sus barrios o en el centro de la ciudad (68%), antes que comprar en grandes superficies, situadas normalmente a las afueras de la ciudad. Los seniors al tener más tiempo para hacer sus compras, las realizan en horarios y días diferentes, no son como los jóvenes, que se decantan por las Grandes Superficies Especializadas. Además, a la gran mayoría de los seniors les gusta comparar precios hasta encontrar el más asequible (70%)

Inmigrantes: en el punto de mira del mercado

España ha sufrido un cambio demográfico importante. Desde el año 2000 hasta 2006, más de 4 millones de inmigrantes han llegado a nuestro país, lo que supone un crecimiento del 300%, con una representación del 9% de la población total. El 34% de los extranjeros viene de Marruecos, Ecuador y Rumanía, y las principales comunidades donde residen son Cataluña (22,3%), Madrid (17,9%), Comunidad Valenciana (16,5%) y Andalucía (11, 9%).

De esta manera, los inmigrantes ayudan a frenar la despoblación que muchas regiones estaban sufriendo. Cada vez son más los que deciden comprarse una casa y fijar su residencia en España. Por lo que, en los últimos años han despertado el interés de muchas empresas, que ven en ellos un nuevo target al que dirigir su mercado.

Electrodomésticos

A la hora de equipar el hogar, los inmigrantes tienen unas preferencias muy similares a la de los españoles. Sin embargo, se diferencian por el establecimiento en el que realizan sus compras. Los inmigrantes tienden a hacerlo en las Grandes Superficies Especializadas y los hipermercados, guiados por la imagen de precios más asequibles. Mientras que los españoles lo hacen en los comercios de barrio.

Su forma de financiación tiende a ser al contado (71,8%) en lo que a electrodomésticos se refiere, así como para la compra de productos informáticos (69,2%). En muchos casos, esto se debe a la cultura de comprar sólo con el dinero ahorrado, y en otros es por las dificultades que tienen para que se les conceda un crédito. Sin embargo, se aprecian indicios del desarrollo del mercado de la financiación para este colectivo.

Muebles

La importancia que le dan los inmigrantes a la decoración de su hogar es muy alta (70%). Por eso entre las características que más valoran en una tienda es su precio, calidad y variedad de productos.

En general, el hecho de estar fuera de su país hace que muchos busquen no sólo alimentos de su tierra sino también muebles del estilo de los de su país. Los que vienen de África, tienden a comprar mobiliario tipo árabe o marroquí.

Suelen comprarlos en Grandes Superficies Especializadas (34,7%) e Hipermercados (19,4%). Mientras que tal y como sucedía con los electrodomésticos, los españoles siguen prefiriendo las tiendas medianas o grandes de barrio (55,5%).

Asimismo, según El Observador Cetelem 2007, pagan en efectivo el 75,8% de los inmigrantes, frente al 55 % de los españoles. De los que lo hacen utilizando una fuente de financiación, prefieren la tarjeta de crédito (8,9%) o la financiación PDV (7,2%), así como el crédito a través de Banco o Caja (7,1%).

Automóviles

En cuanto a si tienen o no carné de conducir, los porcentajes son muy parecidos con respecto a los españoles. Casi el 50% de los españoles tiene licencia para conducir, dato muy parecido al de los africanos (46,1%), mientras que el porcentaje desciende cuando se les pregunta a los que provienen de Países de Europa del Este (35%) y América del Sur (30%). Sin embargo, sólo uno de cada cuatro inmigrantes tiene vehículo propio, frente al 3 de cada 4 españoles. Y entre ellos, destacan los que proceden de África, donde el 34% de ellos posee coche en propiedad, cuando los sudamericanos apenas superan el 20%.

En cambio, son los Países de Europa del Este, junto con los de América del Sur, para quienes el 40% de sus coches en propiedad son nuevos, frente al 14% de los africanos. De esta manera, la media total de automóviles de segunda mano roza el 70%.

A la hora de adquirir su coche, el 32% de los casos realiza la compra a un particular, el 29% en un concesionario monomarca y casi el 26% en establecimientos de compra-venta de segunda mano, el resto lo hace por otros canales, y tan sólo el 1,4% lo compra en su país.

La modalidad de financiación de un coche nuevo es muy similar a la de los españoles, sólo el 24,4% de ellos lo hace al contado y el 76,6% lo hacen a través de una fuente para financiar. Porcentajes que se invierten si el automóvil es de ocasión, entonces tienden a hacer el pago al contado (71,9%) frente a otra fuente de financiación (28,1%)

En general, los primeros años de estancia en España el vehículo no es una prioridad, sin embargo cuando se les pregunta cuál es su intención de compra (21,9%), superan en 7 puntos a la de los españoles (15%).

Por último, el factor precio es una de las razones por las que eligen un determinado concesionario para adquirir su coche. Asimismo, el 31% de los inmigrantes estarían dispuestos a que fuera un vehículo low cost. Lo que supone que para los próximos años este mercado tenderá a desarrollarse para cubrir la demanda.

Créditos al consumo

Para el colectivo de inmigrantes, las remesas son uno de los productos más importantes para ellos; ya que es la manera que mantienen a sus familias en sus países de origen. De hecho en 2005 se enviaron 4.614 millones de €.

A parte de las remesas, los productos financieros que más solicitan los inmigrantes son las hipotecas 9,9%, seguido de los créditos y préstamos personales con un 8,7% en su mayoría, destinados a la financiación de bienes de consumo duradero. La mayoría de estos créditos los solicitan mujeres de entre 31 y 40 años.

 

Para ampliar la información contacte con el Dpto. de Comunicación de Cetelem

Suscríbete a nuestro canal